Interludio

Un interludio es una pieza que conecta a dos obras musicales. Visto desde otra perspectiva, un interludio es un espacio cuyas fronteras están marcadas por un material sonoro anterior y posterior a ese que se encuentra en medio de ambos.

Este Interludio fue creado para ser una frontera visual y musical habitada por personajes cuyos recuerdos se han visto afectados por el olvido y que, desconociendo todo límite, han hecho de lo transitorio su lugar de permanencia. Pero ¿acaso existe algo más frágil que la memoria -o más definitivo que el olvido? ¿podría ser un interludio el límite que se rompe, la fragilidad misma, el locus definitivo para cierta angustia? Tan pronto estas preguntas aparecen, este Interludio se diluye incapaz de dar respuesta alguna.

This video is the result of a collaboration with Argentinian composer Carolina Heredia during my artist residency with Khemia Ensemble during 2017-2018 season.

Music by Carolina Heredia / Video by Natali Herrera-Pacheco.

       
     
Negative Image / Fragil

“The fireflies, it is only up to us to not see them disappearing. In order to do that, we should ourselves endorse the freedom of movement, the retreat that is not withdrawal, the diagonal force, the faculty to let appear parcels of humanity, the indestructible desire. So we should ourselves – away from reign and glory, in the open breach between the past and the future – become fireflies and thus form again a community of desire, a community of emitted glows, of dance despite all, of thoughts to transmit. To say yes in the night traversed by glimmers and not to content in describing the no of the light that blinds us."

Survivance Des Lucioles, Georges Didi-Huberman.

This video is the result of a collaboration with Argentinian composer Carolina Heredia during my artist residency with Khemia Ensemble during 2017-2018 season.

       
     
Still Missing Project

Entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014 ocurrieron una serie de acontecimientos violentos en Iguala, en el Estado de Guerrero, en México donde los cuerpos oficiales de seguridad atacaron a los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Como resultado de estos incidentes 43 estudiantes fueron desaparecidos, siendo el estado mexicano el principal responsable. Todavía hoy los familiares buscan respuestas acerca del paradero de sus hijos y hermanos.

A partir de la grabación de la voz de María de Jesús Tlatempa Bello en una conferencia presentada por familiares y compañeros de los 43 estudiantes desaparecidos, quise trabajar sobre la idea del sentimiento transmitido por la voz de una madre que se ha enfrentado al crimen de la desaparición forzada de un hijo.

El leitmotiv de este collage sonoro es la voz María de Jesús Tlatempa Bello diciendo:

Nosotros simplemente queremos saber dónde están nuestros hijos y por qué les hicieron esto.

Eso queremos saber.

¿Qué harían ustedes si tuvieran un hermano desaparecido?

¿Qué harían ustedes?

Pónganse en nuestro lugar.

Pregúntele a su mamá, si tuviera un hijo desaparecido ¿qué haría?

¿Qué haría?

Después de algunos segundos, donde se escucha una base rítmica constante casi marcial compuesta por sonidos selváticos, la obturación de una cámara y un detector de radiación, la voz de María de Jesús Tlatempa Bello se incorpora en la secuencia. Una y otra vez se repiten las mismas preguntas y los ritmos derivados de cada capa sonora hasta que unos susurros ininteligibles y un pitido agudo, como un puñal al tímpano, acaban con el trance. Este collage sonoro quisiera abrir un espacio para la añoranza de cada uno de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa porque, como dijo María de Jesús Tlatempa Bello: “¿Qué harían ustedes si tuvieran un hermano desaparecido?